Disrupción digital: persevera en el cambio

La disrupción digital está por todas partes y no hay negocio, servicio o sector que no se sienta afectado de alguna forma. Por decirlo corto, si quieres mantener tu negocio / servicio / sector concreto, debes abordar  tu propia transformación digital. De lo contrario, existe una posibilidad muy alta de que desaparezcas a medio o largo plazo.

Por eso, suelo relacionar transformación digital con disrupción digital, para destacar de forma clara que, si no te transformas, pasarás a ser historia.

Hay muchas opiniones al respecto que explican por qué la transformación digital resulta tan crítica para la organización. Un buen ejemplo es el artículo del gurú del mundo de los negocios y la tecnología, Tom Davenport, publicado en The Wall Street Journal en noviembre de 2014:

“Si la digitalización fuera una buena idea en sí misma, las empresas deberían calcular el nivel de digitalización que tienen, tal vez utilizando un porcentaje o índice, y compararlo después con el de sus competidores. Habría una fuerte correlación entre la puntuación digital de la compañía y sus resultados financieros”. http://www.tomdavenport.com/wp-content/uploads/What-the-Heck-Is-Digitization-Anyway.pdf

Otra buena definición es ésta:

“La disrupción digital es el cambio que sucede cuando las nuevas tecnologías y modelos de negocio digitales afectan a la propuesta de valor actual de bienes y servicios”.

www.searchcio.techtarget.com/definition/digital-disruption

En términos de disrupción digital, no hay semana que no conozcamos una nueva que nos “sorprenda”. Cuando Amazon compró Whole Foods, cogió a todo el mercado por sorpresa. Dio igual estar atento, era muy difícil de predecir.

¿O no, y se podrían haber previsto los Netflix, Uber, o Airbnb de turno? Por supuesto, la lista es interminable. Predecir el futuro claramente no es una ciencia –de lo contrario, todos podríamos crear un algoritmo y hacernos ricos y famosos–. Sin embargo, hay una serie de modelos sólidos que nos ayudan a tener una visión del futuro.

Predicción del próximo Uber

Hay dos modelos de futuro que me gustaría describir: el escaneo del horizonte y el mapeo de la cadena de valor.

La exploración del horizonte trata de previsiones, es decir, no es una predicción sino la recreación de futuros posibles que pueden aparecer. Lo que sabemos, y lo que no, puede destruirse. Recuerda la famosa cita de Donald Rumsfeld: “las incógnitas desconocidas”. Es decir, puede haber áreas enormes que desconozcamos y lo que creemos conocer que sea la parte más insignificante o pequeña.

Un análisis del horizonte es una visión del futuro probable, y del posible, en cierto aspecto. Ello implica un examen sistemático de la información de múltiples fuentes y expertos que nos permita identificar oportunidades potenciales.

El rastreo de la cadena de valor es una categoría en sí misma y merece su propio tratamiento. Simon Wardley, miembro del foro Leading Edge de DXC Technology es uno de los adelantados en este tema. Ha escrito numerosos artículos e incluso un libro sobre cómo utilizar el mapeo de la cadena de valor, para predecir lo imprevisible (puedes consultar su blog para ampliar la información).

Aunque una comprensión completa de este tema obliga a consultar los posts de Simon, en un breve resumen, podemos utilizar este método para analizar la cadena de valor, en los parámetros que propone el experto de “paz”, “guerra” y “asombro” (http://blog.gardeviance.org/2014/04/from-a1-to-a6.html). Y, a partir de ello, podemos comenzar a  vislumbrar cuándo es más probable que lleguen cambios, como 3D, IoT, etcétera.

El ciclo de paz, guerra y asombro imita el ciclo de renovación adaptativo de los sistemas biológico y social, unido a las ondas largas (ondas K) de los sistemas económicos.

No pretendemos llegar a vislumbrar el futuro en detalle, pero creemos que el patrón general de cambio comercial y tecnológico es más predecible de lo que muchos piensan.

Los estudios demuestran que las actividades evolucionan en cuatro fases: génesis, generación de clientes, producto y servicios estándar. Esta última etapa ha dado lugar a completos nuevos mundos, como ocurrió con la electricidad y la posterior llegada del aire acondicionado. Y este proceso de evolución puede ser muy perjudicial para industrias tradicionales.

Por lo tanto, si la disrupción digital es inevitable, ¿cómo puede una organización prepararse para ella y estar lista, antes de que sea demasiado tarde? Y ¿cómo su empresa puede aprovechar el cambio? Esto lo discutiré en mi próxima entrada de blog.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: