La W de wearable

Ya sea un reloj inteligente o una pulsera fitness, nuestras muñecas llevan hoy en día muchos de los wearables más populares, y este campo está en constante expansión, con nuevas formas de conectar sensores y datos a nuestra vida diaria. En general, la “ropa inteligente” comprende casi cualquier artículo que podamos llevar puesto y que pueda interactuar con un móvil, el elemento central para los datos. Aunque sí es cierto que muchos dispositivos funcionan ya por separado y pueden transmitir datos por sí mismos.

Estos son algunos de los tipos de wearables disponibles:

Sombreros

Desde gorras de béisbol a cascos de todo tipo, cada vez se incorporan más tecnología a los sombreros que muestran o capturan información del usuario o de un entorno concreto. Pantallas para mostrar mensajes o logotipos, sensores para controlar la pérdida de calor, para monitorizar un espacio, como balizas de posicionamiento o ubicación en zonas de trabajo. Incluso, son capaces de detectar que un casco es golpeado contra un objeto.

Gafas

Los visores y gafas proporcionan visiones que se pueden utilizar para mostrar información al usuario del dispositivo. Las representaciones de la información, en forma de realidad, son proporcionadas por un pequeño dispositivo informático integrado en el propio visor o en un gran ordenador fijo. Así, se hacen posibles la realidad virtual, aumentada o mixta, y se abre el camino para las pantallas OLED y LCD

Auriculares

Llevamos tiempo aplicando cascos y auriculares a nuestros oídos. Pero, los nuevos auriculares de conducción ósea lo evitan, situando el emisor en los huesos externos de la oreja y enviando los sonidos al oído interno, a través de ellos. Esto permite escuchar el entorno alrededor, mientras escuchamos música o una llamada telefónica.

Pulseras

Como he mencionado antes, las muñecas son el lugar donde solemos poner con más frecuencia un dispositivo portátil, en forma de reloj inteligente o pulsera fitness. Con ellos, disponemos de posicionamiento GPS, de sensores de actividad, movimiento y forma física y control de ritmo cardíaco, temperatura, o patrones de sueño. Además, pueden conectar con otros dispositivos, tipo teléfonos móviles.

Ropa

Los hilos electroconductores se están utilizando para confeccionar ropa inteligente, capaz de portar pequeños sensores, cosidos o unidos a la prenda. Así, proporcionan capacidad de alimentación para otros dispositivos, pantallas para mostrar mensajes o logotipos, sensores de calor, o de monitorización del entorno, GPS, control de condición física y  movimiento, o cargadores.

Zapatos

Los zapatos inteligentes pueden proporcionar energía a través de pequeñas baterías que incluso conviertan la energía cinética en eléctrica, para alimentar sensores de rastreo del movimiento, de condición física…

La proliferación de esta tecnología traerá cambios importantes en la forma en que recopilamos y utilizamos información, tanto en lo que se refiere a la actividad personal, como al comportamiento en empresas y sectores muy diversos. Por poner algún ejemplo, en el cuidado de la salud, monitorizando pacientes o recopilando datos de diagnóstico. En lo que tiene que ver con nuestra condición física o en el mundo de los seguros.

Autor: Max Hemingway

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: