Realidad aumentada en el parabrisas, ¿ayudará a los conductores?

Entre los sectores que, se espera, más se beneficiarán de la tecnología de realidad aumentada (AR), destacan los de fabricación, diseño, retail, salud y transporte. Según pronosticó IDC hace ahora un año, las ventas de visores AR pasarán de poco más de 10 millones en 2016 a casi 100 millones en 2021.

Según el analista, los ahorros de tiempo y de costes serán los principales motores de esta adopción masiva en las empresas, por las considerables ganancias de productividad que proporciona. Es fácil imaginar a los diseñadores, equipos de reparación, médicos y comerciales de cualquier tienda actual aprovechando sus ventajas, a la hora de superponer y manipular imágenes de realidad aumentada en el mundo físico.

Pero las últimas novedades al respecto tienen que ver con los conductores y profesionales del transporte, en un negocio, la carretera, donde la seguridad,  eficiencia y fatiga del conductor son factores vitales. Los  paneles inteligentes para automóviles, que ya existen desde hace tiempo, ahora se incorporan al propio parabrisas. Dos modelos, fabricados por Lincoln Motor Company, cuentan ya con esta tecnología (llamada de microespejos digitales, o DMD) que intercala pequeños espejos y lentes para proyectar imágenes en el parabrisas. Es  como Google Glass, pero proyectado en cristal del coche.

La información, direcciones, distancias, alertas de giro, etc,  se muestra directamente en el campo de visión del conductor, evitando que se gire y distraiga mirando al lugar donde suelen ir ubicados los navegadores, lo que garantiza una experiencia de conducción más segura y menos estresante.

Se trata de un gran paso para los conductores de una flota, pero también para comerciales o ejecutivos que también pasan mucho tiempo en carretera. Y evitará distracciones al volante, que las cifras de las autoridades de tráfico identifican como uno de los principales motivos de accidente.

La fatiga es un gran enemigo de los conductores, profesionales o no, y esta tecnología evita que tengan que apartar sus ojos de la carretera. Se trata de una primera aplicación de AR, relativamente modesta (aunque importante), y se espera que su integración gradual en los vehículos ayude a preparar a los consumidores para los vehículos sin conductor.

Asumiendo que Ford cumpla con sus plazos de comercialización de vehículos autónomos para flotas de reparto y servicios de viaje compartido, fijado en 2021, las compañías pronto tendrán que fijar estrategias y políticas para flotas sin conductor. Por ahora, el próximo paso es esta realidad aumentada que se proyecta en el parabrisas.

Chris Nerney, autor especializado en tecnología móvil, colaboración en la empresa, automatización, inteligencia artificial y Cloud.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: