La única habilidad que necesaria en tu futuro trabajo no será, en realidad, una habilidad

Hubo un tiempo, no hace mucho, en el que uno podía preguntarle a un niño: “¿Qué quieres ser de mayor?” y esperar una respuesta similar a la realidad actual: doctor, abogado, jugador de béisbol, astronauta, etc. ¡Ya sabes, trabajos que la gente realmente hace!

Pero, ¿cómo saber hoy en día lo que se quiere ser, si la gran mayoría de los trabajos que estarán disponibles en una década, más o menos, no existen aún? Un informe de Dell Technologies asegura que el 85% de los trabajos que veremos en 12 años aún no se han creado.

Esta esperada explosión de empleos seguramente será impulsada por la tecnología. Las más modernas, como la inteligencia artificial (IA), el aprendizaje automático, las redes neuronales, la realidad virtual y la realidad aumentada, los asistentes virtuales, la criptomoneda, blockchain, los robots y otras parecidas,  necesitan talento de los desarrolladores y diseñadores. Hoy se están creando nuevos puestos de trabajo en todas estas áreas, desde nuevas empresas a gigantes tecnológicos. Y ese proceso se acelerará.

Sin duda, algunas de estas tecnologías, como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático o la automatización, provocarán la pérdida de puestos de trabajo. Aún así, el ritmo febril de cambio, impulsado por las nuevas tecnologías de consumo y empresariales, continuará creando nuevos puestos y oportunidades de carrera, incluso cuando otras se queden en el camino.

Entonces, la pregunta es, en un mercado de trabajo en el que el cambio es constante y el conocimiento de hoy puede ser historia mañana, ¿cómo retener e incluso aumentar tu valor profesional? De la misma manera, las empresas siguen siendo competitivas, en medio de un cambio constante, pero si se adaptan.

La adaptabilidad no es una habilidad. Es algo mejor: un rasgo. Las habilidades son increíbles, sin duda; ¡hay una razón por la que la gente dice “tengo la habilidad de pagar mis gastos”! Y las habilidades pueden ser transferibles: ¿tienes algún conocimiento de programación de móviles? Genial, ¿qué tal si intentas trabajar con un chatbot móvil?

Los rasgos son más permanentes que las habilidades. Los rasgos son siempre parte de lo que eres, y si eres adaptable, estarás bien posicionado para sobresalir en un entorno de cambio constante. En gran parte, eso se debe a que tu capacidad de adaptación te permite obtener constantemente nuevas habilidades. Y, aunque para las personas es más difícil adoptar rasgos que aprender habilidades, se puede lograr.

Hay muchos componentes para la adaptabilidad, el pensamiento proactivo, la disposición para aprender, etc., en el contexto de diversas carreras profesionales. Pero, por encima de todo, tu capacidad de adaptación, en un mundo en el que nada es igual siempre, será la clave de tu éxito profesional, mucho más que lo que sepas y a quién conozcas.

Chris Nerney es un escritor especializado en tecnología móvil, colaboración en el puesto de trabajo, automatización, inteligencia artificial y cloud computing.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: