Los futuros proveedores de servicios en la nube ofrecerán más “inteligencia”

Los proveedores de servicios en la nube (CSP, en siglas en inglés) están comenzando a ofrecer tecnologías inteligentes a los clientes empresariales, como una forma de diferenciarse de la competencia, según un reciente informe de mercado.

“Para aumentar su cuota, muchos proveedores de servicios en la nube (CSP) están introduciendo instancias informáticas especializadas, centradas en cargas de trabajo intensivas, y facilitan la integración de inteligencia artificial (IA) y machine learning (ML) en sus aplicaciones empresariales”, concluye la firma IHS Markit.

Según sus resultados, se espera que el mercado de servicios en la nube fuera de las instalaciones llegue a 374.000 millones de dólares, en 2022, casi tres veces los aproximadamente 130.000 millones de dólares de 2016. En particular, dice el informe, tanto la IA como el ML encontrarán su espacio en segmentos de alto crecimiento, ocmo Cloud-as-a-Service (CaaS) y Platform-as-a-Service (PaaS).

Las ofertas de servicios innovadores desde los CSP se multiplican, incluida la introducción de tecnología blockchain en ofertas de servicio PaaS”, afirma IHS Markit. No sólo los últimos en llegar, sino también los pesos pesados de la nube están desplegando servicios inteligentes.

“Amazon hizo un movimiento inteligente cuando integró Alexa en las aplicaciones de negocios de Amazon Web Services y lanzó varios servicios de aprendizaje automático, ampliando aún más su gama de soluciones inteligentes”, asegura Clifford Grossner, director de investigación y asesor de IHS Markit. “Google y Cisco también han aumentado su apuesta por la IA y el ML, apuntando a implementaciones de nube híbrida con una colaboración dirigida a ejecutar estas tareas, tanto en las instalaciones como desde Google Cloud”.

Microsoft, mientras tanto, está haciendo movimientos para ayudar a los desarrolladores de inteligencia artificial a crear aplicaciones para que se ejecuten en su nube Azure. El proyecto Brainwave de Redmond, anunciado en mayo en la conferencia Build Developer de la compañía, permite a los desarrolladores utilizar los llamados “field-programmable gate arrays” (FPGA), que permiten procesar más rápido los modelos de IA y reconfigurarse, incluso, después de ser instalado en un servidor Azure.

IBM está aplicando IA a la gestión de almacenamiento, mediante Storage Insights, que recopila datos de uso y rendimiento de sus clientes de almacenamiento, que se cargan en la nube de IBM, donde se analizan, mediante algoritmos de aprendizaje automático, para determinar la configuración óptima, para cargas de trabajo concretas. Los algoritmos de ML pueden formular recomendaciones de configuración, basadas en los objetivos de rendimiento y de precios del cliente.

Durante años, la nube ha ofrecido a las empresas almacenamiento flexible, mejor rendimiento y menores costes. Hoy, esos beneficios son una apuesta. La nube del futuro debe proporcionar a los clientes inteligencia y conocimiento únicos. Sabiduría, incluso. La nube inteligente nos atrae.

Chris Nerney es un escritor especializado en tecnología móvil, colaboración en el puesto de trabajo, automatización, inteligencia artificial y cloud computing.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: