La transformación digital no depende solo de la tecnología

“La transformación digital no es sólo un esfuerzo tecnológico, se trata de aplicar la tecnología, que es digital, para que las personas puedan resolver problemas tradicionales y de un modo mejor que lo hacían con la solución anterior, y eso es todo”. – Jo Caudron y Dado Van Peteghem

Hay muchas definiciones de “transformación digital”, pero esta cita de Digital Transformation: A model to master digital disruption (2014) es una de mis favoritas, porque retira el foco de las herramientas (tecnologías digitales), en favor de sus resultados. Y no se reduce a un discurso de consultor.

Sin duda, las tecnologías digitales abren el camino y convierten en posible lo antes imposible, como trabajar de manera eficaz fuera de la oficina. Podemos concluir, por tanto, que impulsan el cambio. Pero, la tecnología en sí misma no provoca un cambio significativo, como pueden atestiguar muchos profesionales de TI, que han observado muchas iniciativas tecnológicas sin sentido.

Lo que realmente impulsa la transformación empresarial es una voluntad o mentalidad colectiva, junto con las habilidades y los procesos correctos, según Jason Averbook, autor de HR from Now to Next: Reimagining the Workplace of Tomorrow.

El mismo experto, aseguró en un reciente discurso de apertura de la conferencia de recursos humanos que “hay cientos de soluciones empresariales disponibles en el mercado, pero no cambiarán nada, a menos que la fuerza laboral cambie con ellas”.

Averbook identifica cuatro “pilares” necesarios para construir el espacio de trabajo futuro. Y, si bien la tecnología está en la lista, es la última en importancia. Según informes de HRM Asia, Averbook otorga al factor “mentalidad” (“la voluntad y el entusiasmo de extender estos medios digitales por toda la organización”) un valor del 45% a la hora de preparar a las empresas para el cambio. Le da a las personas y los procesos (“estrategias para comunicar y efectuar el cambio”), un peso del 25% para cada uno, y concede a la tecnología apenas un 10%.

Si bien Averbook se centra en los recursos humanos, su análisis es extensible a todos los departamentos de la empresa, aunque el área de TI necesita dedicar tiempo y esfuerzo para que las herramientas tecnológicas funcionen según lo previsto.

La lección para los líderes empresariales que quieren adoptar la transformación digital es, en primer lugar, que deben desarrollar y comunicar una visión de lo que la transformación digital puede hacer por la organización y sus empleados. ¿Quién no querría estar a bordo de una empresa con una estrategia que facilite, flexibilice y potencie sus resultados profesonales? Si gana la guerra mental, contará con todo un ejército de transformadores digitales que estarán deseando colaborar para elegir los mejores procesos y herramientas.

¿Su empresa fomenta una mentalidad de transformación digital?

Chris Nerney es un escritor especializado en tecnología móvil, colaboración en el puesto de trabajo, automatización, inteligencia artificial y cloud computing.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: