La carga inalámbrica tiene que ser cómoda y productiva

Si hubiera que enumerar las 5 tendencias que marcarán el año para las soluciones de tecnología profesional, probablemente todos nos acordaríamos de los dispositivos conectados, las tecnologías activadas por voz, la realidad aumentada (AR) y la inteligencia artificial (AI). Pero, ¿cuál sería el quinto elemento? Según 2.000 empleados del Reino Unido encuestados recientemente por la firma Workthere, consultor global especializado en espacios de trabajo flexibles, la respuesta sería “la carga inalámbrica”.

“Según la quinta parte de los trabajadores consultados (21.1%, exactamente), la carga inalámbrica es la tendencia a seguir en tecnología para el puesto de trabajo, por lo que no sería una sorpresa ver un crecimiento en la adopción de esta tecnología en Reino Unido, en 2019 “, asegura la propia Workthere, en una entrada de blog. “Los trabajadores ya no tendrán que buscar el enchufe más cercano para conectarse. Con elementos de carga situados en los escritorios y espacios de reunión, tanto los empleados como los clientes estarán conectados fácilmente en la oficina. Esto podría ser particularmente habitual en reuniones de trabajo conjunto, donde los escritorios pueden estar dotados de unidades de carga inalámbrica“.

Por supuesto, frente a tecnologías de transformación digital y otras como IA, Internet de las cosas (IoT), asistentes de voz o Realidad Aumentada, la carga inalámbrica puede sonar menos atractiva. Pero, poder garantizar que los dispositivos de trabajo no se quedan sin carga resulta más que conveniente, es un tema de productividad. Esto es especialmente claro si hablamos de alguien que se encuentra fuera de su oficina y tiene que apagar su teléfono inteligente, porque no cuenta con suficiente batería.

Sin duda, hemos recorrido un largo camino en materia de carga de dispositivos móviles. Mucha gente lleva ya cargadores portátiles pequeños, por ejemplo. Sin embargo, no todos lo hacen, y los que usan cargadores portátiles suelen tener más dispositivos que cargar, cuando están en movilidad.

Del mismo modo, algunos dispositivos móviles (no todos) se pueden cargar con cargadores inalámbricos. Y muchos usuarios, simplemente, no quieren gastarse más en accesorios. (Por esto, las almohadillas de carga portátil han bajado bastante de precio).

Pero, nada de esto servirá si olvidamos nuestro cable o cargador portátil, cuando asistimos a una reunión fuera de la oficina. Afortunadamente, cada vez más lugares públicos ofrecen el acceso a plataformas de carga inalámbrica. Desafortunadamente, la gran mayoría de ellos están en las grandes ciudades o en sus alrededores.

El siguiente paso será la carga inalámbrica a larga distancia. Se espera que compañías como Wi-Charge, Ossia y Energous presenten nuevos productos este año tanto para consumidores como para empresas. La carga inalámbrica a larga distancia debe ser de particular interés y valor para las organizaciones con dispositivos IoT, que funcionan con baterías.

En un mundo donde los cables son vistos cada vez más como elementos que frenan o limitan, la carga inalámbrica es el futuro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: